jueves, 7 de enero de 2016

¿PENSANDO EN COMPRARTE UN VIOLÍN ELÉCTRICO? FACTORES A TENER EN CUENTA

Hola a todos.

Hoy les quería hablar de los violines eléctricos, de sus características y de las opciones que podemos encontrar en el mercado, que son muchas (muchísimas) y muy variadas, tanto de forma como de precio.
Por supuesto, generalmente la calidad va íntimamente ligada al precio, por lo que obviamente los más caros suelen ser los que mejor respuesta nos darán a la hora de tocar el instrumento.
Dentro de las gamas medias y altas de violines eléctricos, los precios varían, empezando por unos 400 euros (8.000 pesos mexicanos) y yéndose hasta donde quieras pagar.
En mi caso, yo uso un violín eléctrico Yamaha Silent SV-130. A mí no me costó más de 300 euros porque lo compré usado, lo cual es una absoluta ventaja. Nuevo en el mercado ronda los 600 euros, pero merece la pena frente a otros más baratos, ya que posee todas las características que debe tener un violín eléctrico para que su sonido sea bueno y para que tocarlo no sea una tortura.

¿Cuáles son estas características? 
1.  Que no sea muy pesado. Los violines eléctrico baratos suelen estar hechos de madera de no muy buena calidad y toscamente tallados, lo que hacen que su peso sea insoportable para nuestro cuello, por lo que no son en absoluto recomendables.
2. Que su salida sea de plug y no de mini-plug 

como se ve en la imagen, abajo tenemos un miniplug, que es el que suelen tener los audífonos típicos de escuchar música en tu casa, y arriba un plug, que es el característico de los instrumentos eléctricos y así va a ser la entrada de un amplificador. La diferencia en la calidad de los sonidos que se transmiten dependiendo del tamaño del cacharro (aquí sí importa el tamaño) es bastante evidente, por lo que no te recomiendo un violín que no tenga salida de tipo plug. También se llaman jack.

3. Que esté bien ajustado. Un violín de gama media-alta siempre viene con el puente ajustado y eso es toda la diferencia.

4. Que tenga un buen sistema de amplificación. Aquí sí es importante irse a marcas reconocidas, ya que los otros generan un sonido un poco pobre y algo sucio, nada de calidad, vaya.

5. Que tengan buenos materiales. Por supuesto, es fundamental. Por mucho que pensemos que en un violín eléctrico no importa la calidad de la madera, nos estamos equivocando. Una madera de mala calidad va a ser pesada y va a hacer que nuestro violín se desajuste rápidamente.

6. Que su preamp sea de calidad. Cómo no, esto es fundamental. Necesitamos poder controlar no sólo el volumen, sino cuantos efectos sea posible con nuestro violín.

Por todo lo anterior, si estás pensando en comprarte un violín eléctrico yo no te recomiendo que gastes poco (incluso aunque seas principiante, ya que puedes dañarte el cuello y espalda por tanto peso). Si lo eres, mejor uno acústico barato. Y si eres intermedio, como yo, o profesional, no te conformes con menos de un yamaha. 

Les dejo un vídeo de YouTube en el que hago una revisión de mi Yamaha Silent. Ahí podrán escuchar su sonido y ver todas las características que trae. 
Cabe aclarar que a mí no me patrocina marca alguna, escribo estas líneas sólo para ayudar en lo posible a tu interés por el violín. 

¡¡Gracias!!
 https://www.youtube.com/watch?v=4Xzd0ehMxHk